El pasado sevillista de Ansu Fati

Anssumane Fati Vieira (Bisáu, Guinea-Bisáu, 31 de octubre de 2002), conocido como Ansu Fati, es un futbolista español.​ Juega como delantero en el Fútbol Club Barcelona de la Primera División de España y es internacional con la selección española.

Ansu Fati se trasladó con seis años, junto a su familia, a la localidad sevillana de Herrera. Allí comenzó a jugar al fútbol en las filas de la Escuela Peloteros Sierra Sur y el C. D. F. Herrera hasta que, en 2010, se incorporó al Sevilla Fútbol Club. En 2012, tras dos años en la cantera hispalense, decidió marcharse al Fútbol Club Barcelona para jugar en su equipo alevín.

El 13 de diciembre de 2015, en un partido con el Infantil A frente al R. C. D. Espanyol, sufrió una grave fractura de tibia y peroné en su pierna derecha que le tuvo diez meses sin poder jugar.

Ansu Fati, durante su etapa en el Sevilla F.C. (El Desmarque)

En Marinaleda, donde encontró su primer acomodo laboral el padre del futbolista, gobierna desde hace 41 Ligas seguidas Juan Manuel Sánchez Gordillo, histórico dirigente del Sindicato de Obreros del Campo. Herrera, el pueblo donde la revelación del Barça empezó a despuntar como futbolista, es el único municipio de la Sierra Sur gobernado por el PP, con Jorge Muriel de alcalde. “Nos llaman la isla”, dice Isabel Roldán Gálvez, delegada de Bienestar Social, Cultura, Deporte y Turismo.

Ansu Fati celebrando la Copa del Rey del Sevilla F.C. en 2010 (El Desmarque)

Estuvo un año en los escalafones inferiores del Sevilla, regresó a Herrera y viajó a Barcelona con su hermano Brahima. Por ser el más bisoño, le cupo el honor de iluminar las nuevas instalaciones de la Masía. En Herrera, la familia vivía en la calle Antonio Machado y Ansu era alumno del colegio Nuestra Señora de los Dolores.

Consciente de sus facultades, para no frenar su desarrollo, Figueroa lo alineaba con una categoría superior a su edad, mientras que en el colegio lo matricularon en un curso inferior. “Cuando llegó no hablaba castellano”. En Herrera se habla el acento del Genil. Dicen que los pleitos de tierras y fronteras crearon diferencias entre el habla del marquesado de Estepa, municipio del que Herrera se independiza en 1851, y el Ducado de Osuna.

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.